CAMBIO DE IDEA

― ¡Al fin llegó! – dice Joaquín

Está preparando los artículos de pesca, uno a uno. Hace casi un año que espera con ansiedad este momento. ¡Llegaron las vacaciones! El equipo de pesca siempre es lo primero que prepara. Recién después se encarga de la lista de comestibles, y, como por casualidad, en ese momento también se le suma la necesidad de añadir alguna cosita de pesca más.

Intenta repasar mentalmente la lista de lo que necesita: tanza, hilo elástico para sujetar la carnada, curricas, cuchillito y tabla para cortar carnada, cuchillo para faenar las posibles piezas que cobre, las cañas y sus respectivos reeles, trapo para limpiarse las manos, juego de destornilladores y pinzas pequeñas por si fuera necesario ajustar algún reel, cortaúñas para cortar nylon, la famosa “cinta del pato” útil para un sinfín de situaciones, igual que “La Gotita”, etc., etc. Todo perfectamente ubicado dentro de una especializada Caja de Pesca.

El cuchillo de faena merece algún comentario aparte. Es grande, contenido en una funda resistente, con ojalillos para colgar del cinturón. Se lo hizo traer directamente de Estados Unidos. Es fuerte, con muy buen filo, el canto contrario al filo tiene dientes, formando una sierra poco afilada, es para quitar escamas, la punta es muy aguda, a modo de un estilete curvo. En suma, ese cuchillo mete miedo, se parece a un cuchillo de combate. En su equipo, podrán faltar anzuelos, pero no puede faltar ese impresionante cuchillo, eso sí, la mayoría de los años vuelve de las vacaciones sin haberlo usado, por lo general le faltan elementos sobre los cuales aplicar sus enormes prestaciones.              

La lista de comestibles es cada vez más sencilla, en esta época, si olvida algo no le genera problemas, hay supermercados en todas partes. Antes era diferente, convenía llevarse la mayor cantidad de insumos que fuera posible, había lugares en los que era difícil conseguir provisiones. Los artículos perecederos, obviamente, sí se compran localmente, para que no se estropeen.

Con la ropa pasa algo parecido, pero, como es verano, se llevan prendas livianas, ocupan poco lugar. Siempre es necesario llevar algún abrigo, a veces en las noches baja mucho la temperatura. Y no puede faltar una capa liviana para lluvia, aunque sea de esas chiquitas, plegables, descartables, seguro pueden hacerte salvar de algún chaparrón que se equivocó de época. Hay veces en que algunas nubes vienen a pasear a la costa del mismo modo que lo hacemos nosotros.

Llevar el coche a revisión técnica siempre es una sana costumbre, es sano viajar con la seguridad de que el vehículo está en buenas condiciones para enfrentar trayectos largos. No hay que olvidar que viajar en carretera presenta riesgos.

Siempre deja para último momento comprar los elementos para el primer asado de la temporada. Ya es tradición familiar, es el asado más anhelado del año. No pueden faltar las mollejas, y la clásica colita de cuadril, la más chiquita que encuentre, eso es garantía de que va a ser tierna. Chorizos no lleva, eso sí lo prefiere comprar localmente, por lo general siempre hay alguna variedad de chorizo casero, le gusta experimentar con eso. Al finalizar las vacaciones del año pasado ya coordinó con su esposa que iban a hacer las cosas diferente, acordaron que el famoso “asadito” no lo iban a hacer la noche del día de llegada, ese “asadito” sería el almuerzo del siguiente día, ese sería el primer asadito de las vacaciones. La convenció argumentando que hacerlo la primera noche significada disfrutarlo poco, debido al cansancio del viaje, disfrutarlo al día siguiente iba a ser más gratificante. La verdad era otra, en realidad, él, la primera actividad que quería tener al llegar al balneario era: ir a pescar. Durante todo el período laboral, cada tanto tiempo sacaba el tema, le recordaba a su esposa que la actividad de la primera noche de vacaciones iba a ser: ir a pescar.

La jugada le salió bien, inclusive la esposa enfatizaba lo de la buena idea que habían tenido al decidir eso, y lo decía a título personal, se había autoconvencido de que ella había sido partícipe en esa toma de decisión. Interiormente él disfrutaba del buen logro obtenido con la práctica aplicada. La cosa estaba clarísima, apenas se instalaran, él se habría de dedicar a la primer jornada de pesca de la temporada. Y lo consiguió sin discusión alguna, todo acordado dentro de la más grande de las “negociaciones pacíficas” que puede darse en una organización civilizada como lo es el ámbito familiar. Tiene la total convicción de que esta noche va a cumplir el anhelo de lograr aplicar la famosa ecuación de:
(“Primer día de vacaciones” = “Primera jornada de pesca”).
Nada le podrá impedir lograr la igualdad de la ecuación.

El viaje es largo, pero, con la ansiedad del próximo disfrute, les estaba resultando corto. Como siempre, al llegar a la zona de las serranías, aparecieron nubes en el horizonte.

― Siempre hay nubes que parecen de tormenta al pasar por esta zona – dijo su esposa.

― Sí, tienes razón, siempre pasa lo mismo – respondió él – pero es sólo acá, después se despeja – complementó, mientras seguía concentrado en la conducción.

Los niños cantaban divertidos en el asiento de atrás, tranquilos, sin generar situaciones que exigieran la intervención de ninguno de los padres, finalmente se durmieron, el clásico ronroneo del motor nunca falla, siempre activa las endorfinas infantiles y se dispara su función soporífera. Los kilómetros siguen siendo superados poco a poco.

― Ya falta poco – dice ella

Él no responde. Ella queda un rato callada.

― ¿Te pasa algo? – pregunta

―No, no. ¿Viste eso? – responde él

― ¿Ver qué?

― ¿No fue un relámpago? – pregunta él

― No me di cuenta – responde ella

El trayecto continúa, pero él sigue intranquilo, maneja con su atención muy concentrada en el horizonte.

― ¡Sí! ¡Hay relámpagos! ¿los viste? – exclama

― Sí, ahora sí los vi. ¡Qué lástima! – dice ella – Vas a tener que ir a pescar con lluvia – continúa

― ¡No! No. No voy a ir – dice él

― ¿Cómo que no vas a ir a pescar? Ya has ido a pescar lloviendo muchas veces, ya conoces el lugar. ¡Tienes todo! – insiste ella – Inclusive trajiste equipo de lluvia.          

― ¡No! No. Esta vez no voy a ir.

― ¿Estás seguro? Bueno, esperemos a llegar a ver si sigues pensando lo mismo.

― ¡No! No. No voy a ir – repite él

El viaje transcurre dentro de similares condiciones, con la diferencia de que comienza a caer una llovizna, que, de a poco, se transforma en lluvia débil.

Al final, llegan con los niños dormidos, lo primero que hacen es preparar las camas para acostarlos. Se mantienen tranquilos, los acuestan y continúan durmiendo. El matrimonio mira por la ventana, como sin saber qué hacer, es común que pase eso cuando recién se corta con la vorágine de la actividad del año laboral.

― Llueve poco – dice ella

― Sí, pero los relámpagos son cada vez más intensos, y los truenos suenan fuerte.

― Pero, llueve poco y no hay viento – dice ella – ¿Por qué no vas a pescar? Has ido con lluvias más fuertes y hasta con ventarrones espantosos, una vez casi no podías caminar en contra del viento. Siempre dices que cuando llueve, los peces comen más fácil. Tenías muchas ganas de ir a pescar en tu primera noche de vacaciones. ¿Por qué no vas?

― ¡No! ¡No! ¡Ya te dije que no voy a ir a pescar! – responde Joaquín, levantando un poco la voz

― No entiendo, los niños están tranquilos, no tienes nada que hacer y, ya has ido en peores condiciones. ¿Por qué te encaprichaste en no ir a pescar? ¡Con tantas ganas que tenías de ir! ¡No entiendo!

― ¡No es capricho! – grita él, enojado, más con la situación que con su esposa

― Pues, lo parece – dice ella

― ¡No! ¡No es capricho! – dice él – y no es que haya perdido las ganas de ir a pescar – continúa

― ¿Y entonces?

― ¡Cómo que entonces! ¿no sabes que todas las cañas de pesca que traje son de fibra de carbono? ¡No traje ninguna de las cañas comunes! ¡Por eso no voy! ¡Por la fibra de carbono, no voy! ¡Por la fibra de carbono me pierdo la pesca de mi primer día de vacaciones! – grita, golpeando la mesa.

Autor: Harry Biswanger

Author: Harry

Escritor / Entusiasta Informatico / Proyectos / Luthier / ... Ja Ja !!! Olvidaba algo importante: "Pescador" ... Resumen: "Creativo" !!!!!!!